1484

ANÓNIMO

Butlla de Indulgencias de la guerra de Granada per a difunts

Huete, 1484. Alvaro de Castro, 4º apaisado gótico, 12 líneas

Palau 37932 (Biblioteca de Cataluña).

MONTALVO, Alonso Díaz de

Compilación de Leyes

Huete, 1484. Impreso por Álvaro de Castro. Folio gótico (22×32 cms.,), 4 hojas+80 fols. y 180 hojas (total 264) a dos columnas de 41 y 43 líneas. Abundante ilustración en capitulares, colofones de página y adornos laterales.

Bibliotecas: Madrid, Nacional; Valladolid: Biblioteca de Santa Cruz; Segovia: Catedral.

El colofón afirma que se acabó de «escribir» el once de noviembre de mil cuatrocientos ochenta y cuatro: «Por mandado de los muy altos e muy poderosos serenisymos e cristianisymos príncipes rrey don Fernando e rreyna doña Ysabel nuestros señores compuso este libro de leyes el doctor Alfonso Díaz de Montalvo oydor de su audiencia e su rrefrendario e de su consejo e acabose de escribir en la cibdad de Huepte a onze días del mes de noviembre dia san Martin año del nascimiento del Nro. Salvador Jhu. Xpo. de mill e quatrocientos e ochenta e quatro años». Aseveración similar a la que recoge el códice que se conserva en la Biblioteca de El Escorial: «Codex chartaceus majore forma 11 novembris in urbe optensi anno 1484 ut in ejusdem fine legitur scriptus: cui hoec recentiore manu subduntur». El primero que dio noticias de este libro fue Rafael Floranes en sus «Apuntamientos al padre Méndez» (1794) y tenía la impresión de que Castro fue solo el copista. Otros investigadores creen que fue impreso por Juan Vázquez, en Salamanca o Antonio de Centenera, en Zamora. Fermín Caballero discrepa abiertamente de la posibilidad de que el libro se imprimiera en Huete: «De que las Ordenanzas Reales o Compilación de Leyes se acabaran de escribir en Huete el once de noviembre de 1484, que es el hecho auténtico, a que se publicaran o imprimieran por primera vez en dicha ciudad con la misma fecha, media un abismo, que no puede salvarse sin el puente de nueva demostración» [Imprenta, 17]. Sin embargo, el conocido polígrafo conquense erró al asegurar, tan rotundamente, que en Huete no hubo imprenta antes que en Cuenca. Sí la hubo, como ha demostrado la investigación moderna y en este repertorio aparecen los oportunos datos sobre los libros impresos en la ciudad optense. Palau 72683 no tiene reparos en aceptar que la impresión se hizo en Huete y lo califica de “libro notable”, del que existen ejemplares en la Biblioteca Nacional de Madrid y en la Universitaria de Valladolid. Y añade el conocido bibliógrafo: “Hain cita una edición anterior de Sevilla, 1480, fol. pero ningún bibliógrafo moderno ha logrado verla. La segunda tirada conocida acaba: Çamora por anton de centenera a quinze días d’l mes de junio año del nascimiento del nuestro saluador ihesu xpo. De mill e quatrocientos e ochenta e cinco años”, en folio gótico, 258 hojas a dos columnas de 41 líneas, que se puede encontrar en varias bibliotecas públicas.

El Ordenamiento de Montalvo, también conocido como Ordenanzas Reales de Castilla y Ordenamiento de 1484, fue una recopilación de las normas jurídicas vigentes en el reino de Castilla, encargado por los Reyes Católicos al jurista Alonso Díaz de Montalvo, residente en Huete y que se considera como la primera recopilación del derecho vigente en la monarquía constituida al inicio de la Edad Moderna, por lo que supone una considerable evolución cualitativa sobre la normativa en vigor durante la Edad Media. Toma como origen las Partidas, de Alfonso X y estructura todas las normas emitidas desde entonces, incluyendo pragmáticas y bulas dictadas por los reyes y cualquier otra autoridad cualificada. Aunque su título original fue el de Ordenanzas reales de Castilla, pronto fue sustituido por el de Ordenamiento de Montalvo, con que ha llegado hasta nosotros. Está compuesto por ocho libros subdivididos en títulos monográficos por materias.