LANCINA, Juan Alfonso de

(Juan Alfonso Rodríguez de la Encina)

N. Huete ¿1649? / M. 1703

Escritor de origen noble, pues formó parte del cabildo de hijosdalgo de su ciudad natal y fue señor de las Cuevas de  Santiago, un lugar situado en el término de Mazarulleque. Aunque su familia era propietaria de tierras, él siguió estudios universitarios, aunque se desconoce en concreto cuáles y en dónde, pero fueron los necesarios para pasar a formar parte de la estructura judicial de la época, con destino en las posesiones de la corona en Italia. Juez de la corte y vicaría de Nápoles, auditor general del Ejército en las provincias de Calabria, superintendente de Hacienda en Sicilia. Tras esa etapa, decidió volver a España pensando en obtener nuevos puestos de valor administrativo, pero en el viaje fue hecho prisionero por los franceses hasta que en 1686 logró la libertad y volver de manera definitiva al territorio español, pero sin que se conozcan muchos datos posteriores, salvo alguno muy parcial que se desliza en sus obras. La más conocida y estudiada es la que lleva por título Comentarios políticos a los Anales de Cayo Vero Cornelio Tácito (Madrid, 1687), que mereció un amplio comentario de José Antonio Maravall, al editar una selección de su contenido en la Biblioteca del Pensamiento Español (Madrid, 1945). Según el resumen ofrecido por Hilario Priego y José Antonio Silva “sus ideas se inspiran en el historiador romano Tácito, a quien Lancina toma como soporte, pero a duras penas consiguen esconder la influencia que sobre ellas ejerció Maquiavelo, a pesar de que el nombre de este no aparece nunca en el texto”.

Escribió también la Historia de las reboluciones del Senado de Messina (Madrid, 1692) y otra obra titulada Indice de las noticias de las dignidades, magistrados y oficios de la monarquía de España, que pudo ser publicada en el siglo XVIII, pero de la que no existe ninguna referencia bibliográfica concreta, ya que sólo se conserva un ejemplar, en la Real Academia de la Historia, sin identificación en cuanto a la impresión. También se mencionan otras obras que, al parecer, fueron destruidas al ser hecho prisionero por los franceses, en circunstancias que Mateo López no explica, pues se encontraban manuscritas, sin editar, figurando entre ellas “El floro hispánico” y “Noticia Imperii Hispani”.

Referencinas: Mateo López, Memorias históricas de Cuenca y su obispado. Edición de Ángel González Palencia. II) Cuenca, 1954, p. 205 / Hilario Priego / José Antonio Silva, Diccionario de personajes conquenses. Cuenca, 2021; pp. 294-295 / Casildo Reneses, Calas literarias en la Cultura de Huete; Cuenca, 2007, pp. 213-244.