García Malo, Ignacio

Ignacio María Antonio García Malo

N. Castillo de Garcimuñoz 01-02-1760 / M. Palma de Mallorca, 25-06-1812

La vida de Ignacio García Malo es bastante bien conocida gracias a la laboriosa investigación realizada por Guillermo Carnero y difundida tanto en artículos monográficos como en la introducción a Doña María Pacheco, mujer de Padilla. Nacido en el seno de una familia pudiente, se desconocen los datos referidos a su formación académica hasta que recibió órdenes menores (1786) si bien no llegó a ser ordenado sacerdote. Fue secretario del cardenal Antonio Sentmenat, patriarca de las Indias y estuvo adscrito a la Real Capilla y al Vicariato general del Ejército. Formó parte del personal de la Real Biblioteca entre 1789 y 1798. En 1800 era secretario titular de la Real Capilla y del Vicario general castrense y en ese año fue nombrado caballero de la Orden de Carlos III. Comisario de guerra (1806). Al comenzar la Guerra de la Independencia se integró en la secretaría de la Junta Central que asumió la dirección del país frente al invasor francés, etapa en la que colaboró con el escritor Manuel José Quintana, participando de sus ideas liberales. Al ser suprimida la Junta en febrero de 1810, sustituida por el Consejo de Regencia, García Malo perdió su empleo y por motivos absolutamente desconocidos aparece destinado en Mallorca como intendente interino del Ejército de Baleares; en la isla formó parte de un pequeño grupo de intelectuales con los que mantuvo el espíritu liberal y en esa coyuntura encontró la muerte.

Como escritor, recurrió a los seudónimos Gil Cano Moya y Mariano de Anaya con los que firmó textos de carácter político. Sin embargo, Guillermo Carnero discrepa de la segunda atribución citada y en su lugar interpreta que Mariano de Anaya sí existió realmente y asumió la publicación inicial de los primeros volúmenes de Voz de la naturaleza, para ocultar la autoría real de García Malo que, sin embargo, si figura como autor en los volúmenes siguientes. En cuanto a Gil Cano Moya es un anagrama de Ygnacio Malo.

Voz de la naturaleza es una especie de memoria personal novelada en seis tomos, que incluyen anécdotas curiosas con vocación instructiva, y que comprende 12 novelas dando lugar a un conjunto narrativo que alcanzó extraordinaria popularidad y sucesivas ediciones hasta bien entrado el siglo XIX, reeditada modernamente por Guillermo Carnero y a la que el autor concedió como subtítulo el de “Memorias o anécdotas curiosas e instructivas”. Durante la guerra de la Independencia publicó obras de contenido político y con afán didáctico, convencido de que entre los españoles no sería fácil que se pudieran asumir ideas relacionadas con la libertad o la constitución que entonces estaba debatiéndose.

Como autor dramático es autor de varias comedias del estilo neoclásico propio de la época, destacando especialmente María Pacheco, mujer de Padilla, estrenada en 1789, el año de la revolución francesa, en la que expone el siempre delicado tema de la fidelidad al rey o la rebelión contra el monarca autoritario si así lo exigen las circunstancias, como ocurrió durante el episodio de las Comunidades. Aunque la tesis dramática de García Malo se mantiene dentro de las corrientes ortodoxas, que rechazan causas que puedan justificar un levantamiento contra la autoridad, como el tema era ciertamente conflictivo en plena Revolución Francesa, la obra fue prohibida en 1801. García Malo escribió también la tragedia Guillermo de Hanau y una ópera, Glaura y Cariolano (1792).

A la producción original del autor se pueden añadir varias traducciones, como hizo del francés con la obra El Plutarco de la juventud o Compendio de la vida de los hombres ilustres de todas las naciones, original de Pierre Blanchard, Escuela de costumbres, de Jean Baptiste Blanchard (1786) o Pamela Andrews, de Richardson, pero también debemos destacar su notable aportación al conocimiento de la cultura clásica, pues a García Malo se debe la primera traducción al castellano de La Iliada, de Homero, en versos endecasílabos (1788) y que permaneció vigente hasta 1831, en que se publicó la nueva versión de Gómez Hermosilla. También tradujo el Demofoonte, de Metastasio. En la villa de Castillo de Garcimuñoz se conserva la casa natal, que fue restaurada en 1998.

Obra publicada

Guillermo de Hanau (Madrid, 1786)

Voz de la naturaleza (Madrid, 1787-1792, seis vols.)

Doña María Pacheco, mujer de Padilla (Madrid, 1788)

Glaura y Cariolano (Madrid, 1792)

Plutarco de la juventud o compendio de la vida de los hombres ilustres de todas las naciones (Madrid, 1804)

Memoria sobre las críticas circunstancias en que se hallan la patria y el gobierno (1809)

Los derechos de la soberanía nacional (Palma de Mallorca, 1810)

Reflexiones sobre los puntos más importantes en que deben ocuparse las Cortes (Palma de Mallorca, 1810, en colab. con Isidoro de Antillón)

La política natural, o discurso sobre los verdaderos principios de gobierno (Palma de Mallorca, 1811)

Respuesta a la carta del ciudadano militar (Palma de Mallorca, 1811)

Referencias: Guillermo Carnero, «Datos para la biografía del novelista dieciochesco Ignacio García Malo (1760- 1812)» en Hispanic Review vol. 64, núm. 1, (invierno, 1996) pp. 1-18./ Guillermo Carnero, “Doña María Pacheco y las normas de la tragedia neoclásica”, Dieciocho, 1994, núm. 17-2, pp. 107-127; Mateo López, Memorias históricas de Cuenca y su obispado. Edición de Ángel González Palencia. II) Cuenca, 1954, pp. 204-205