Forriol Álvarez de Moya, Antonio

N. Villaescusa de Haro, 1772

Sacerdote, autor de un libro que causó cierta polémica en su época, al criticar de manera abierta y sin tapujos los comportamientos de la Iglesia oficial. Fue ordenado a finales del siglo XVIII, encontrando destino en la iglesia parroquial de Sueca, en Valencia, de donde se trasladó a Cuenca en 1805 como beneficiario de una ración concedida por el rey Carlos IV en el seno del cabildo, actuando también como profesor en el seminario diocesano. Años más tarde, en 1813, fue nombrado para formar parte de la junta de censura responsable de conocer y autorizar (o prohibir) los textos que aspiraban a ser impresos. A esa época corresponde su única obra conocida, Abusos introducidos en la disciplina de la Iglesia (Madrid, 1813), publicada como un anónimo pero todo el mundo conocía el nombre del autor. En línea claramente heterodoxa, Forriol criticaba con palabras muy severas el comportamiento moral de los eclesiásticos y proponía emprender un camino hacia la recuperación de la Iglesia en línea con las propuestas evangélicas de los primeros discípulos de Cristo, y en ese terreno, denunciaba el uso indebido de los bienes materiales y llegaba incluso a proponer una elección democrática de los obispos, con la intervención del pueblo en sus nombramientos. Al año siguiente el rey volvió a implantar la Inquisición y uno de sus primeros objetivos fue, como es natural, emprender acciones contra el atrevido sacerdote, al que se le abrió proceso por haber escrito y publicado un libro calificado de herético, sedicioso, cismático y peligroso por lo que fue incluido de inmediato en el Índice de libros prohibidos. El autor salió bien librado, porque sólo fue condenado a quince días de ejercicios espirituales en un convento de Cuenca. Tras este episodio, Forriol encontró oportuno cambiar de aires y en 1820 permutó su puesto en el cabildo conquense por una canonjía en la diócesis de Lérida donde, según parece, siguió manteniendo una actitud nada complaciente con el poder absolutista de Fernando VII.

Referencias: Julián Recuenco Pérez, “Inquisición y liberalismo: el proceso contra el racionero Antonio Forriol”. En Las dos ciudades. Relaciones Iglesia-Estado; El Escorial, 2016; pp. 659-674.