DÍAZ MERINO, Juan Antonio

N. Iniesta, 17-06-1772 / M. Marsella, 16-04-1844

            Tras los estudios primarios en su villa natal, pasó al seminario de San Pablo en Cuenca, donde cursó Filosofía y Teología, obteniendo una beca para continuar estudios en el colegio de Santo Tomás, en Alcalá. Miembro de la orden de predicadores (dominicos), fue profesor de Filosofía en el convento de Ávila y acompañó como secretario a su tío Custodio Ángel durante la estancia de éste en Cartagena de Indias, hasta que ambos se vieron obligados a tomar el camino del exilio como consecuencia de los movimientos independentistas surgidos en el continente. En La Habana actuó como predicador y obtuvo una cátedra, que abandonó al término de la guerra de Independencia para volver a España, radicándose en el convento de San Pablo, de Cuenca. Elegido luego prior del convento de Atocha, en Madrid y definidor general de la Orden, fue coautor, junto con Basilio A. Carrascosa, lectoral en el cabildo de Cuenca, de la Colección Eclesiástica Española, lo que le concedió cierto prestigio que, probablemente, jugó a su favor para ser elegido obispo de Menorca en 1831. También su compañero recibió la misma distinción episcopal y ambos fueron consagrados en una ceremonia común, el 1 de enero de 1832. Entró en la diócesis isleña el 24 de marzo de ese año y en seguido impulsó la creación de un seminario. A la muerte del rey Fernando VII, sus ideas tradicionalistas y anticonstitucionales no le ayudaron a desarrollar una fecunda carrera episcopal y tuvo que exiliarse en Marsella, donde murió. De hecho, de los 12 años que duró su episcopado, solo cinco pudo residir en la diócesis que se le había confiado. Sus restos fueron trasladados a la catedral de Mahón, donde reposan en la Capilla de las Ánimas, en la isla menorquina. En esa ocasión, el canónigo José Marqués y Gener pronunció un sermón fúnebre, el 14 de julio de 1844. Además de los dos títulos que se mencionan a continuación, hay referencias de que también publicó otros titulados “Impugnación de los diálogos argelinos”, “Victoria de la revolución” e “Historia eclesiástica de Natal Alejandro”, de los que no hay ninguna referencia bibliográfica.

Obra publicada

Colección eclesiástica (Madrid, 1824, en colab.)

Biblioteca de religión (Madrid, 1826-1829, en colab.)

Referencias: José María Álvarez Martínez del Peral, “Conquenses ilustres”. El Día de Cuenca, 03-09-1926 / Manuel Amores Torrijos, Conquenses intrépidos (Pasajeros a Indias), Cuenca, 2017, p. 202 / Miguel Ángel Limón, “Obispos de Menorca”.