Aranda Rubiales, Valentín

N. Jadraque, Guadalajara, 12-02-1890 / M. Valencia 04-06-1943

Inspector de Enseñanza Primaria en Cuenca, procedente de la Escuela Superior del Magisterio, en Madrid, en la que había ingresado en 1911. Al acabar los estudios obtuvo su primer destino como inspector en Burgos (1914) pasando luego a Cuenca hacia 1920. En esa fecha es pensionado por la JAE para visitar escuelas de Francia, Suiza, Bélgica y Alemania. En 1930 promueve la creación de un Partido Pedagógico Español, cuyo objetivo será el de “conseguir la pronta solución del problema nacional básico, el de la enseñanza en todos sus grados”, según la declaración programática aparecida en la revista Magister en el año 1930. Dos años después figura como uno de los organizadores de la I Semana Pedagógica Conquense (15 a 21 de mayo) y ese mismo año de 1932 colabora, entre el 19 y el 24 septiembre, con las Misiones Pedagógicas. En 1933 es destinado a Madrid como inspector, siendo despedido en Cuenca con un multitudinario homenaje. En 1937 es designado inspector jefe en Murcia. Republicano de hondas convicciones, tras la guerra civil sufre la depuración consiguiente en un expediente que, sin embargo, no prosperó, pues en 1941 fue rehabilitado aunque, eso sí, con traslado forzoso a Ciudad Real. Autor de varios trabajos de carácter pedagógico, en los que fue desgranando un pensamiento vinculado a ideas de progreso intelectual y social. Estuvo casado con la también pedagoga y escritora Mercedes Escribano.

Obra publicada

Sobre algunos problemas de la Enseñanza Primaria (Madrid, 1928).

Derechos del niño: un empréstito nacional de cultura (Cuenca, 1930).

Intuiciones de la escuela (Sugestiones para la educación cívica) (Cuenca, 1934, con prólogo de Miguel de Unamuno).

Hacia la Escuela hispánica (Madrid, 1936; en colaboración con Alfonso Barea y Antonio J. Onieva).

Referencias

Francisco Javier Page Martínez: Educación, Ciencia y Cultura en España: auge y colapso (1907-1940), pP. 86-88.