ACUÑA, Lope de (el Joven)

LOPE VÁZQUEZ DE CUÑA (EL JOVEN)

Cuenca / M. 01-02-1489

Hijo de Pedro Vázquez de Acuña y, por tanto, nieto de Lope Vázquez de Acuña, el Viejo y sobrino del arzobispo de Toledo Alonso Carrillo de Acuña, heredó el mayorazgo fundado por sus padres en 1475 sobre las villas de Buendía y Dueñas. Se había incorporó a la corte como doncel de la reina Isabel, obteniendo reconocimiento y respaldo de los Reyes Católicos por su participación en la guerra de Granada, donde ejerció el cargo de Adelantado Mayor de Cazorla, que su tío el arzobispo le había facilitado y con el que participó eficazmente en la batalla de Quesada (1469), que cuenta detalladamente el cronista Diego de Valera. Según la versión del padre Zarco, «ejerció poderosa influencia en el rey Enrique IV, quien en 1474 le dio el señorío de Huete con título de duque, que añadió al señorío de Buendía que ya poseía con el título de conde. En 1483, habiendo heredado ya el título condal, participó nuevamente en operaciones de castigo contra los musulmanes en la vega de Granada y en el verano de 1485 participó en una segunda incursión que hubiera terminado en un auténtico desastre para las tropas realistas si no se hubiesen presentando en el momento crítico el contingente formado por el maestre de Calatrava, el conde de Buendía y el obispo de Jaén. Por último, participó también en la decisiva toma de Málaga en 1488.

Casó con Inés Enríquez de Quiñones y tuvieron 13 hijos. Ambos fueron enterrados en el panteón condal de la familia en el altar mayor de Santa María de la Asunción de Dueñas, en el lado de la Epístola.​ Bajo arcosolios góticos de influencia mudéjar ricamente decorados con motivos geométricos y vegetales se conservan sendas urnas doradas con los blasones familiares. Sus epitafios situados en la mencionada tumba dicen así: «Aquí yace el muy magnífico señor don Lope Vázquez de Acuña, conde de Buendía y adelantado de Cazorla, el qual venció a los moros de Vaça y Guadix en la batalla de Quesada con la gente de su casa y tierra, y ganó treze vanderas, y haciendo otras notables hazañas, echó los moros hasta oy de aquella tierra; por lo qual sus obras merecen perpetua memoria. Falleció a primero de febrero de  MCCCCLXXXIX». Mientras que el de su mujer señala que «Aquí yace la mui magnífica señora doña Ynés Henríquez, mujer del señor don Lope Vázquez de Acuña, conde de Buendía y adelantado de Cazorla, cuia bondad y religión fue digna de la nobleza de su sangre y del marido que tubo y de la fama que dexo a XXIIII de deziembre de MCCCCLXXXVIII».

Referencias: Mateo López, Memorias históricas de Cuenca y su obispado. Edición de Ángel González Palencia. I) Cuenca, 1949; p. 347, nota 4 /  Diego de Valera, Memorial de diversas hazañas. Crónica de Enrique IV. Edición y estudio de Juan de Mata Carriazo. Madrid, 1941; Espasa Calpe / Julián Zarco Cuevas Relaciones de Pueblos del Obispado de Cuenca. Cuenca, 1927. Imprenta del Seminario, I, p. 297.

Fotografía: Sepulcros de Lope Vázquez de Acuña y de su mujer, Inés Enríquez de Quiñones, en el panteón de Santa María de Dueñas, Palencia.