Fernández Cantos, Antonio

Natural de Albacete, colegial en el Mayor de San Ildefonso, fue canónigo de la catedral de Cuenca, donde ocupó la dignidad de lectoral y en la que pronunció una oración fúnebre que fue editada en nuestra ciudad, además de otros libros piadosos impresos en Valencia.

Obra publicada

Oración fúnebre, declamada en la Santa Iglesia Catedral de Cuenca el 27 de septiembre del presente año… (Cuenca, 1737)

Espejo de sacerdotes (Valencia 1762)

Guía de ordenandos (Valencia, 1762)