Enríquez de Zúñiga, Juan

     Nacido en algún punto de la provincia de Guadalajara, se doctoró en ambos derechos en la Universidad de Alcalá entrando a continuación en el mundo de la administración al servicio de la corona, como alcalde mayor de Ávila (1624), de Cuenca (1628-1640) y de Córdoba (1641-1642), más tarde corregidor de León y de Ávila, a quien se deben por lo menos dos obras impresas en Cuenca: Amor con vista (1634) y Consejos políticos y morales (1634), de la que hizo una segunda edición en Córdoba (1642) y otra más, ampliada, en Madrid (1663) según se puede corroborar en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español, donde además se pueden localizar otras obras del autor: Historia de las fortunas de Semprilis y Generodano (Madrid, 1629), Historia de la vida del primer César (Madrid, 1633), , Discurso apologético por la nobleza de Alcalá de Henares (1647) y El árbitro entre dos opiniones (Madrid, 1673), estos dos últimos recogiendo intervenciones personales en asuntos polémicos de la época a los que se puede añadir un memorial dirigido a la reina, respondiendo a otro en que se proponía hacer navegable el Manzanres. Además, el nombre de este autor aparece en el repertorio bibliográfico del siglo XVII realizado por José Simón Díaz, como autor de un poema en la obra El privado cristiano, de Francisco Enrique de Mendoça (Madrid, 1626) y de una epístola en Logros de la Monarquía en aciertos de un valido, de Pedro de Navarra y de la Cueva (Madrid, 1629), obras de las que no parecen existir ejemplares. Su personalidad ha sido estudiada por Juan Catalina García en Biblioteca de escritores de la provincia de Guadalajara y bibliografía de la misma hasta el siglo XIX (Madrid, 1899) por Agustín G. de Amezua y Mayo, en “Un escritor olvidado: el Dr. Juan Enríquez de Zúñiga”, en el Boletín de la Biblioteca Menéndez y Pelayo (Santander, 1932).